Despide el verano con Equanum, fuentes de agua

Despide el verano con Equanum, fuentes de agua

Despide el verano con Equanum.

Refréscate con nuestras fuentes de agua!

Con la llegada del buen tiempo, nuestro ritmo de vida cambia: realizamos más actividades al aire libre y nos movemos con más frecuencia. Esto, sumado a un aumento de la temperatura, y en algunos lugares acompañado también de un mayor grado de humedad, hace que el gasto hídrico del cuerpo se incremente notablemente. Despide el verano con buenos hábitos saludables.

Tener agua a mano siempre es una buena solución. Las fuentes de agua de Equanum te ofrecen la posibilidad de tener al alcance de la mano el agua que necesitas, en las condiciones adecuadas y con la mayor comodidad posible.

Ya sea con nuestros dispensadores de agua mineral o con las fuentes purificadoras, siempre podrás disfrutar de la pureza y los beneficios que aporta el agua en tu casa o en la empresa. Sin preocupaciones.

¿Cuál es el consumo diario de agua recomendado?

La cantidad varía esencialmente en función de la edad y el sexo. Por ejemplo, según los datos proporcionados durante el III congreso Nacional de Hidratación, los niños de entre 9 y 13 años deben consumir unos 2,1 litros diarios, mientras que las niñas deben tomar, al menos unos 1,9 litros.

En el caso de los adultos la cantidad también varía según el sexo. Mientras que las mujeres deben tomar alrededor de 2 litros diarios, en el caso de los hombres esta cantidad aumenta hasta los 2,5 litros.

Eso sí, en caso de que la mujer esté embarazada o en periodo de lactancia deben consumir 0,3 litros y 0,7 litros más respectivamente. Pero al hablar de ingesta de agua no se trata únicamente de agua propiamente dicha, sino de cualquier líquido que contenga agua o incluso del H2O que tomamos a través de la comida.

De hecho se recomienda que un 75% – 80% de líquido provenga de las bebidas y un 20% – 25% sea a través de los alimentos.

Te damos ocho razones fundamentales para que, cuando se acerque el final del verano, no descuides tu hidratación diaria, usa fuentes de agua.

  • 1. Regularás tu temperatura corporal.
  • 2. Hidratarás tu piel.
  • 3. Facilitarás tus digestiones.
  • 4. Ayudarás a diluir tus líquidos corporales.
  • 5. Conseguirás una mayor capacidad de concentración.
  • 6. Facilitarás el transporte de nutrientes en tu organismo.
  • 7. Consegirás que tus riñones funcionen mejor.
  • 8. Aumentarás tu esperanza y calidad de vida.